EDUCACIÓN UNIVERSAL

-->
Educación Universal

 La educación nos hará libres, solidarios, pacíficos, más humanos y mejores personas.
DESDE CÁCERES, EXTREMADURA, una preciosa ciudad llena de historia y belleza hecha piedra, QUEREMOS APORTAR OTRA HERRAMIENTA QUE NOS AYUDE A COMPRENDER NUESTRO MUNDO Y LA EDUCACIÓN QUE NECESITAMOS PARA QUE SEA CADA VEZ MÁS HABITABLE Y SOSTENIBLE.
Porque si no alcanzamos el éxito para todos, simplemente la educación estará fracasando en la misma medida que no logremos ese objetivo.
Sentaos y soñad; sentaos y leed,
sentaos y aprender del mundo,
de nuestro mundo ahí afuera, de aquí y ahora
-nuestro mundo de problemas-
soñad con los vastos horizontes del alma
haced todo con los sueños
sin traba alguna, con absoluta libertad.
¡Ayudadme!
Todos los que sois soñadores,
ayudadme a crear un mundo nuevo.
A vosotros tiendo mis manos.
(Langston Hughes)

EDUCACIÓN UNIVERSAL
Como aprendiz de maestro iniciamos esta andadura para ser educados por el mundo. Y como alumnos aplicados queremos colaborar a la educación universal.
Todos tienen derecho a la educación. Conseguirlo es equivalente a lograr un mundo mejor, pues la fuerza de una cadena es igual a la resistencia del eslabón más débil (los niños que no tienen para comer, ni pueden ir a la escuela, los que van pero son marginados por cualquier motivo, los marginados de la sociedad del bienestar, los que mueren a cada momento por la insidia de políticos y políticas egoístas e interesadas, pero también de todos nosotros que vivimos impasibles ante las necesidades de la humanidad). Por tanto, cuanto más fuerte sea el eslabón más débil de esta sociedad más fuerte seremos todos.
Trabajar por la mejor educación de todos, con mayor equidad y calidad es trabajar por el bien común y por un mundo más justo y solidario.
Me resisto a creer, como lo hacen los apocalípticos que no tienen esperanza, que no hay solución a nuestros problemas. Pues prefiero pensar en positivo y creer que todos podemos hacer más para lograr cambiar este mundo. Para ello nada como empezar por cambiar nosotros mismos todo aquello que está en nuestra mano, y, seguro que si lo hacemos el mundo también cambiará en la dirección que colectivamente marquemos.
Pues ante los problemas de la vida y del mundo, como nos dice Edgar Morin, siempre nos queda la educación.
Pero no debemos olvidar que todos educamos, aunque naturalmente, los que tenemos la profesión de educadores deberíamos hacer honor a la alta consideración que se nos ha concedido de tener la oportunidad de dedicarnos a educar a las personas.
Como decía la buena y excepcional Mercedes Muñoz Repiso, desaparecida en plena madurez intelectual y de sabiduría:
"Ser realistas, analizar, estudiar, comprender, planificar nos convertirá en mejores profesionales. Soñar un mundo mejor nos convertirá además en educadores."